22.3.10

encara Jaime Gil de Biedma

Plou. Quanta pluja aquest any! L’A. –diré aquest nom perquè és el seu- em recorda els primers versos d’”Ultramort”: "Una casa desierta que yo amo,/ a dos horas de aquí,/ me sirve de consuelo. / En sus tejas roídas por la hierba / la luna se extenua,/ se duerme el sol del tiempo." No sé si el poeta que volia ser poema va anar a parar al poble perquè, com jo, que ja tinc altres pobles, va desafiar el nom. Em consolen –el verb és excessiu- en aquesta tarda de diumenge, encara més feixuga que altres tardes, els seus versos llegits amb massa pressa. Començo i cloc.

IV

Os acordáis. Los años aurorales
como el tiempo tranquilos, pura infancia
vagamente asistida por el mundo.

La noche aún materna protegía.
Veníamos del sueño, y un calor,
un sabor como a noche originaria
se demoraba sobre nuestros labios,
humedeciendo, suavizando el día.

Pero algo a veces nos solicitaba.
El cuerpo, y el regreso del verano,
la tarde misma, demasiado vasta.

¿En que mañana, os acordáis, quisimos
asomarnos al pozo peligroso
en el extremo del jardín? Duraba
el agua quieta, igual que una mirada
en cuyo fondo vimos nuestra imagen.

Y un súbito silencio recayó
sobre el mundo, azorándonos.


Jaime Gil de Biedma: Compañeros de viaje.



“De senectute”

Y nada temí más que mis cuidados.
GÓNGORA


No es el mío, este tiempo.

Y aunque tan mío sea ese latir de pájaros
afuera en el jardín,
su profusión en hojas pequeñas, removiéndome
igual que intimaciones,
no dice ya lo mismo.

Me despierto
como quien oye una respiración
obscena. Es que amanece.

Amanece otro dia en que no estaré invitado
ni a un momento feliz. Ni a un arrepentimiento
que, por no ser antiguo,
-ah, Seigneur, donnez-moi la force et le courage!-
invite de verdad a arrepentirme
con algun resto de sinceridad.
Ya nada temo más que mis cuidados.

De la vida me acuerdo, pero dónde está.

Jaime Gil de Biedma: Poemas postumos.

3 comentaris:

Comtessa d´Angeville ha dit...

¿En que mañana, os acordáis, quisimos
asomarnos al pozo peligroso
en el extremo del jardín?...

Això, en quin moment...

A i V ha dit...

Cloc, cloc, cloc...
Ja li deia en José Agustín,que en devia saber molt també de la vida...

Bolero para Jaime Gil de Biedma

A ti te ocurre algo,
yo entiendo de estas cosas,
hablas a cada rato
de gente ya olvidada,
de calles lejanísimas
con farolas a gas,
de amaneceres húmedos
de huelgas de tranvías.

A ti te ocurre algo,
yo entiendo de estas cosas,
cantas horriblemente,
no dejas de beber
y al poco estás peleando
por cualquier tontería,
yo que tú ya arrancaba
a que me viera el médico
pues si no un día de éstos
en un lugar absurdo
en un parque, en un bar
o entre las frías sábanas
de una cama que odies
te pondrás a pensar,
a pensar, a pensar
y eso no es bueno nunca...
...porque sin darte cuenta
te irás sintiendo solo
igual que un perro viejo
sin dueño y sin cadena,
te pondrás a pensar,
a pensar, a pensar
y eso no es bueno nunca.

A ti te ocurre algo,
yo entiendo de estas cosas.

(José Agustín Goytisolo)

Des d´una tarda de dilluns, feixuga com qualsevol tarda de diumenge...a fora plou, i la pluja i aquests versos em consolen, mesuradament ;)
Gràcies

pere ha dit...

Jo tampoc no ho sé, comtessa, t'ho asseguro. Ni sé si cal recordar-ho. De tota manera, ahir estava més aviat gongorià.

Ah, benvolgudes A i V, bonic bolero que segurament encerta en el cas de Gil de Biedma i penso que en el meu. Gràcies pel poema i per desdramatitzar les solituds fictícies i reals. És un consol :-)